LA CABEZA EN LA NUBE: ¿POR QUÉ LA NUBE SE APODERARÁ DE LA TECNOLOGÍA DEL MERCADO DE DIVISAS?

La nube está tomando impulso rápidamente en el mercado financiero. El año pasado, más de dos tercios (69 %) de quienes respondieron nuestra encuesta «Future of FX trading» esperaban que el flujo del mercado de divisas terminara completamente en la nube o que se convirtiera en una solución híbrida entre la nube y el mercado físico. Quizás lo más significativo sea que casi un tercio pensó en migrar todo su stack tecnológico a la nube para el 2026.

El motivo subyacente de esta aceleración es claro. La pandemia y el periodo prolongado de trabajo remoto arraigaron la necesidad de una tecnología flexible fuera del establecimiento. Los efectos del COVID han disminuido, pero en vez de volver a trabajar in situ, las instituciones financieras han visto los beneficios de trabajar en distintos husos horarios y lugares de forma remota, y han pasado a una modalidad híbrida. Con pocos indicios de que la forma de trabajo vuelva a lo «normal», la capacidad de configuración de las soluciones SaaS basadas en la nube está haciendo que se conviertan en la tecnología elegida para los flujos de trabajo del mercado de divisas. Para los bancos y los corredores minoristas, implementar soluciones alojadas en la nube les brindará beneficios inigualables.

Es fácil ver por qué tantos ven al SaaS como la elección estratégica. La relación entre los costos y los beneficios es conocida por todos, y la posibilidad de reducir el costo de propiedad ha llamado la atención de casi todas las empresas, no solo las de servicios financieros, que han operado de forma remota en los últimos dos años. Sin embargo, la migración acelerada hacia el SaaS en el mercado de divisas tuvo otros beneficios más allá de los presupuestos y los balances.

Desde una perspectiva macroeconómica, la nube puede actuar como una fuerza democratizadora para las empresas que operan en los mercados de divisas y los mercados de capitales a nivel mundial. ¿Por qué? Porque es sinónimo de agilidad, flexibilidad y una gran capacidad informática. Los costos más bajos, junto con la tecnología de alta calidad proporcionada por los especialistas en tecnología, permiten a las empresas competir y ganar a escala mundial. Cada institución, sin importar su tamaño o su base de clientes, obtiene acceso a tecnología de punta que se adapta fácilmente a los flujos de trabajo para satisfacer sus requisitos únicos, mientras mantiene estándares rigurosos que le brindan una mejor experiencia al cliente.

Al profundizar en las ventajas operativas, en el ambiente hipercompetitivo de hoy en día donde mantener una latencia baja es crítico, la conectividad y el software alojado en la nube privada ya han demostrado su valor. Para flujos de trabajo que dependan menos del tiempo, como un análisis tras el cierre del mercado, la nube pública es suficiente y tiene los mismos beneficios en cuanto al costo. Pero la nube privada mejora la obtención de liquidez, la determinación de precios, los análisis previos a la apertura del mercado y la conexión de MetaTrader. En la industria del mercado de divisas, las oportunidades son infinitas con la nube.

A juzgar por lo que parece ser una dinámica de trabajo híbrida permanente, la nube debería estar en primera línea para cualquier participante del mercado de divisas. Al mirar hacia el futuro, seguramente verás más avances en la nube. Gracias a estas tecnologías de software como servicio (SaaS), los bancos y los corredores podrán tener una ventaja, lo que modernizará y hará crecer sus empresas en el mercado de divisas a lo largo del camino.

Visita www.integral.com